Artículo

Lucentum Alicante: Good vibrations

No pudo ser más acertado su lema de la campaña de abonos. Las "buenas vibraciones" prometidas llegan en forma de tormenta, como la vista ayer en Alicante. "Los 20 mejores minutos que vi de un equipo mío", decía Vidorreta, con su equipo rompiendo récords y firmando su 2º mejor arranque liguero histórico

(ACB Photo / Óscar Gimeno)
© ACB Photo / Oscar Gimeno
  
  • ¡A triple limpio! El Lucentum se exhibió frente al Blancos de Rueda con una excelsa marca de 17 triples. Y es que hasta cinco jugadores del equipo anotaron como mínimo tres canastas de tres puntos: Singler (3/4), Dewar (3/6), Llompart (3/6), Stojic (4/4) y Hazell (4/5.. ¡en 12 minutos!). En total, un 17/30 con un porcentaje del 57%, igualando la mejor marca vista en liga desde que la línea está a 6,75, que había logrado el pasado año el CAI Zaragoza. El récord absoluto quedó a un par de encestes de distancia, aunque durante muchos meses peligró.




  • Una primera parte de ensueño. Los alicantinos abrieron una brecha de 36 puntos en la primera mitad (a 1,8 puntos por minuto), que fue única. 56-20. Una valoración de 77 a 9, 15 asistencias por solo 2 pérdidas, 11 triples, un baloncesto arrollador y un rival auténticamente impotente.


  • “Los mejores 20 minutos”. Casimiro habló de “avalancha” aunque el ganador, Txus Vidorreta, fue aún más expresivo: “Llevo muchos años en la ACB y nunca ninguno de mis equipos había hecho una primera parte tan buena. Es el partido soñado, con una primera mitad para conservarla en la videoteca. Estoy muy contento, son los mejores 20 minutos que he visto desde el banquillo”


  • Parciales de escándalo. La igualdad inicial se difuminó tras los primeros 5 minutos. Se pasó del 7-7 al 23-9 en un abrir y cerrar de ojos (16-2) y, ya en el segundo cuarto, el luminoso llegó a señalar un 50-15 que suponía un 43-8 de parcial en poco más de un cuarto. La máxima renta llegó tras el descanso, cuando los locales se pusieron con un 64-25 muy pocas veces visto en la élite.


  • (ACB Photo / Óscar Gimeno)
    © (ACB Photo / Óscar Gimeno)


  • Todos involucrados. No hubo héroes ni actuaciones individuales que decantaran el signo del encuentro, sino un equipo que funcionó como un rodillo en el que todos excepto Jódar –que sólo jugó dos minutos- sumaron algún punto. Además, absolutamente todo el equipo sumó rebotes, mientras que 6 jugadores acabaron en dobles dígitos de valoración y 5 hicieron lo propio en puntos. Imparables.


  • Llompart, el generoso. El base, en uno de los mejores momentos de su carrera, se exhibió consiguiendo su mejor marca de asistencias en liga, regalando un total de 12 canastas a sus compañeros. Y eso que frenó el ritmo, ya que al descanso llevaba 9 e iba camino de hacer una marca absolutamente histórica.


  • El 8º triunfo más amplio. El partido frente al Blancos de Rueda entra en el Top10 histórico del Lucentum en la máxima categoríaa, con un +27 que se pone en 8ª posición, algo lejos de un récord absoluto (+44 frente al CB Murcia hace dos temporadas) que en el intervalo llegó a parecer al alcance de la mano.


  • Segundo mejor arranque. Quintos en la Liga Endesa y con un balance de 3-1, el Lucentum puede presumir de haber firmado su segundo mejor arranque liguero, solo por detrás del 4-0 de la 2004-05 (que llegó a ser un increíble 9-0 de inicio). En 9 temporadas, esta es la segunda ocasión en la que el balance es favorable en la Jornada 4. En otras 3 ocasiones llevaba un 2-2, en otras 3 un 1-3 y, en la pasada campaña, lo que hace que se valore aún más lo que se está consiguiendo en esta, el equipo presentaba un 0-4 y aún anhelaba estrenar su casillero de victorias. En comparación con el año anterior, el equipo recibe exactamente el mismo número de puntos (73,5) pero, en cambio, promedia 20 más en ataque (75,7).


  • (ACB Photo / M.A. Polo)
    © (ACB Photo / M.A. Polo)


  • Singler, el líder. “Que dure el lockout lo máximo posible”, piensan en Alicante, deseosos de disfrutar el mayor tiempo posible a una auténtica estrella que ejerce como tal. Kyle, referente absoluto del Lucentum, no se esconde, tira del carro y su impacto en la Liga Endesa también se refleja en números, siendo el 7º en valoración (19 por partido) y 4º en anotación (otros 19 de media).


  • Nace la Lucentum-manía. Los aficionados que acudiesen al pabellón por primera vez este domingo tienen motivos para repetir la experiencia y abonarse a un equipo que promete muchas alegrías durante esta campaña. La ilusión crece y el merchandising lo nota, con los seguidores del Lucentum agotando los llaveros de Singler y comprando camisetas, gorras y tazas para apoyar a su equipo. Al fin y al cabo, como bien dice la campaña de abonos… este Lucentum da “good vibrations”.