Artículo

Real Madrid-Cajasiete Canarias, la gran final

El Real Madrid, que venció al Coosur Betis en un maravilloso duelo (90-86), y el Cajasiete Canarias,que se deshizo del Valencia Basket (61-78), disputarán este domingo la gran final de la Minicopa Endesa.

acb Photo / A. Arrizabalaga
© ACB Photo
  

Sábado 19 de febrero

Real Madrid 90 - Coosur Real Betis 86

¡Menudo partidazo para abrir las semifinales! El Real Madrid alcanza su décima final consecutiva de Minicopa tras derrotar a un bravísimo Coosur Betis por solo 4 puntos (90-86), tras unos últimos minutos de locura.

El primer cuarto ya anticipó lo que sería el partido, un maravilloso duelo entre Quiñones (26 puntos, 10 rebotes, 5 asistencias y 34 de valoración) y Castilla (30 puntos, 16 rebotes, 7 recuperaciones, 37 de valoración). 9 puntos del madridista y 7 del bético equilibraron la balanza tras los diez primeros minutos (20-20).

Los madridistas parecieron escaparse en el segundo acto, con Zurita y Guillermo Rodríguez haciendo mucho daño al cuadro hispalense y un +8 para los blancos al descanso (46-38) que creció y creció durante el tercer cuarto, en el que el Real Madrid pareció romper el encuentro, escapándose hasta por 15 puntos al final del periodo (76-61), con Quiñones haciendo estragos y Castilla (13 puntos, aunque con alguna pérdida evitable) contra el mundo.

Sin embargo, el Coosur Betis, un soplo de aire fresco en esta Minicopa Endesa, demostró que no estaba en semifinales por casualidad y, a base de corazón, orgullo y la inspiración del omnipresente Ricardo Castilla (10 puntos, 4 robos, 4 rebotes y 2 asistencias en el último cuarto) acabó entrando de lleno en el choque, limando poco a poco su desventaja hasta el punto de construir un escenario totalmente distinto para la recta final del choque.

A base de carácter, pundonor y talento, los béticos se pusieron a solo dos puntos de su oponente e incluso desperdiciaron un triple para adelantarse y una canasta de dos para emptar el partido, algo que no perdonaría el Real Madrid, con encestes finales de Haro y García para sentenciar su pase a la finalísima, que celebraron a lo grande ante el reconocimiento de un público que también supo valorar con una gran ovación la lucha incansable de la escuadra bética.

Valencia Basket 61 - Cajasiete Canarias 78

El Cajasiete Canarias regresa a una final de Minicopa Endesa. Como en 2018 y 2019, el cuadro aurinegro se cuela entre los dos mejores tras un partidazo frente al Valencia Basket, al que anuló merced a su defensa para acabar venciendo por 17 puntos (61-78).

En el primer periodo, un Arnaiz imperial se encargó de abrir la brecha (11 puntos, con 5/6 en el tiro), aunque el Valencia Basket, con tres triples, no se descolgó del todo, mandando un aviso a navegantes: para vencerles habría que sudar tinta.

Lipasi tomó el relevo anotador, con 11 puntos casi sin fallo (¡acabó con 23 puntos, 31 rebotes y 46 de valoración!), pero el cuadro taronja, serio en defensa, no bajó los brazos y se mantuvo a la misma distancia de su rival al descanso: 33-37.

Entonces, entró Pasqua en juego. Aparte del omnipresente Lipasi (6 puntos y 11 rebotes en este cuarto), 9 puntos seguidos del aurinegro marcaron la diferencia, con el Cajasiete Canarias escapándose por 9 (52-61) antes del acto final, a pesar de los intentos de Grau (16 puntos al final del choque).

Ya en el periodo final, los aurinegros sentenciaron, elevando su renta hasta los 17 puntos y dándose un baño de confianza antes de llegar a una final en la que se volverán a enfrentar al Real Madrid, que les venció en las dos ocasiones anteriores. ¿Cambiará la historia?

Catalana Occident Manresa 47 - Unicaja Andalucía 81
ACB Photo/A.Arrizabalaga
© ACB Photo/A.Arrizabalaga

Se jugaban solo la séptima plaza pero Catalana Occident Manresa y Unicaja Andalucía demostraron que, a corazón y ganas, pocos les ganan en esta Minicopa Endesa.

El cuadro malacitano se llevó el partido y la 7ª plaza final en la Minicopa Endesa Granada 2022 tras superar por 47-81 a un Catalana Occident Manresa que aguantó durante los primeros minutos (8-15) antes de venirse abajo al descanso (17-34).

Los malagueños, con un gran Amores, volaron en el tercer periodo (35-60) y acabaron quitándose la espina con el 47-81 definitivo tras un torneo en el que todas sus derrotas fueron ajustadas.