Crónica

El orgullo taronja resuelve el duro test de Lugo (83-88)

Triunfo del Valencia Basket contra Río Breogán por 83-88. Un enorme 2º cuarto (17-30) y la explosión del último periodo (15-23) guiaron al equipo de Mumbrú hasta la victoria. Jones, decisivo (24 pt, 23 val)

Ver el vídeo
©
  

La aparición del montenegrino Bojan Dubljevic en el último cuarto, a raíz de una falta antideportiva que los árbitros señalaron tras la revisión que pidió Álex Mumbrú, cambiaron el decorado en el Pazo dos Deportes de Lugo y el Valencia se llevó (83-88) el choque con el Río Breogán.

El base estadounidense, de origen armenio, Chris Jones dirigió a los valencianos en el primer periodo (24 puntos) y Dubljevic (18 puntos y MVP con 25 de valoración) apagó al Río Breogán en los últimos cinco minutos de partido, antes de lesionarse.

El equipo local comenzó el partido con acierto y a un ritmo de juego alto que le permitió responder a un triple de Dubljevic con otro de Bamforth y un par de canastas de dos para irse seis arriba (11-5, m.3).

El torbellino inicial de los lucenses lo cortó Jones con seis puntos y otros dos de Webb para un parcial de 8-0 (11-13, m.5) que obligaron a parar el partido a Mrsic.

El cuadro de Lugo recuperó el pulso, pero Jones no lo perdió. Después de cuatro tiros de dos, convirtió también un triple (17-16) para sostener, con un cien por cien de acierto, a los 'taronjas'. Con los primeros cambios en el quinteto valenciano, sin Jones en pista, el Breogán abrió una brecha de ocho puntos (24-16, m.9). Álex Mumbrú cortó ese parcial y los primeros diez minutos acabaron con 24-18 para los locales.

Tres triples (Harper, Prepelic y Claver) abrieron el segundo cuarto con un 9-0 de parcial para remontar el marcador (24-27, m.12). Sergi García despertó al Breogán con otro lanzamiento desde 6,75 y los lucenses aprovecharon las segundas opciones gracias a los rebotes ofensivos (33-31, m.15).

El toma y daca no cesó. Una antideportiva de Bamforth a Puerto, muy protestada por el Pazo, y un triple de Jones pusieron cinco arriba al Valencia (36-41, m.17) y al descanso se llegó con la mayor renta para los levantinos (41-48) con otro lanzamiento del jugador 'taronja', quien a esas alturas firmaba 17 puntos sin fallo.

También con triples, dos de Nakic, y un 8-2 de salida comenzó el tercer cuarto (49-50, m.22), un buen inicio del Breogán que le permitió voltear el marcador con 15 puntos en cuatro minutos (56-54, m.24).

Bamforth y Momirov explotaron los lanzamientos de tres y Mumbrú tuvo que pedir tiempo (62-58, m.26). A los últimos diez minutos, los lucenses llegaron tres arriba (68-65), una renta que Sergi Quintela no pudo ampliar con tiros libres y un intento de canasta a la desesperada.

Happ, asistente y anotador, dio aire al Breogán (72-65), pero los valencianos no se fueron del partido. Se notó la tensión en las muñecas y, con 74-70 en el marcador, prosperó la revisión que solicitó Mumbrú para que los árbitros determinaran una antideportiva de Nenadic a Dubljevic.

El montenegrino convirtió los libres y un triple (75-75, m.36) al que dio continuidad más tarde con otros dos (77-81, m.37). El partido se empezó a definir hacia el lado visitante cuando Webb les puso seis arriba (77-85) a 2:36 para el final.

Momirov desatascó al Río Breogán con un triple y el Breogán se acercó con una canasta de Happ (82-85), pero Dubljevic, antes de retirarse con molestias, volvió a darle cinco puntos de renta (82-87, a 1:21) a su equipo, que supo cerrar el partido para igualar en la tabla a los celestes con cuatro triunfos.

83-Río Breogán (24+17+27+15): Bamforth (18), Momirov (9), Hollatz (5), Happ (19), Nakic (16) -cinco inicial- Sergi García (7), Kasibabu (-), Nenadic (2), Brajkovic (-), Sergi Quintela (5), Arteaga (2).

88-Valencia Basket (18+30+17+23): Webb (10), López-Arostegui (2), Jones (24), Radebaugh (4), Dubljevic (18) -cinco inicial- Harper (11), Claver (6), Puerto (1), Prepelic (5), Alexander (7), Pradilla (-).

Árbitros: Carlos Peruga, Arnau Padrós y David Sánchez.

Incidencias: Partido de la séptima jornada de la Liga Endesa disputado en el Pazo dos Deportes de Lugo ante 5.135 espectadores.