Previa

Rachas opuestas en el Fuenlabrada-CAI Zaragoza

El CAI llega tras sumar tres victorias seguidas y espera prolongar su racha contra un Baloncesto Fuenlabrada que, tras empezar a lo grande, ha encajado dos derrotas de forma consecutiva

Barlow, jugador a parar por parte del Fuenla (Foto CAI Zaragoza / Ramón Comet)
© Tecnyconta Zaragoza
  

Fuenlabrada (Madrid), 6 nov. 2010 (EFE).- El Baloncesto Fuenlabrada recibirá este domingo la visita del Cai Zaragoza en un partido, en teoría, entre 'iguales' de la Liga ACB, con pronóstico incierto y antecedido por el buen momento de juego del que disfrutan ambos equipos, a pesar de las dos derrotas seguidas acumuladas por los mañana locales.

El cuadro fuenlabreño, salvo contratiempos de última hora, podrá contar con todos sus jugadores en óptimas condiciones físicas para afrontar el choque.

Salva Maldonado, entrenador del Fuenlabrada, no se ve afectado por las últimas derrotas, puesto que considera que la línea de juego del plantel que dirige, si no óptima, si es bastante buena: "No nos debe afectar haber perdido los dos últimos partidos, lo que debemos evitar es la precipitación o querer ganar demasiado rápido el partido. Está claro que hay que corregir cosas, pero estamos en la línea buena de competición, mentalmente estamos bien y debemos ser fuertes para superar cualquier circunstancia del partido, en este aspecto también nos ayudará nuestro público", advirtió

El técnico catalán es sabedor del buen momento que atraviesa su adversario de mañana, pero considera que el nivel de los suyos no desmerece en absoluto del rival aragonés.

"Llegan en estado de gracia y con mucha moral y acierto. En sus últimos partidos en casa han tenido un acierto casi sobrenatural desde la línea del triple. Es un equipo sólido, con experiencia y buenos jugadores. En definitiva, un bloque muy competitivo que llega en buena tendencia y con la moral a tope. Esperamos hacer un buen trabajo y marcar nosotros la pauta del partido",
explicó.

El pívot valenciano y co-capitán del Fuenlabrada, Salva Guardia, que de jugar alcanzaría mañana los 300 partidos con el Fuenlabrada en ACB, subrayó que sólo ofreciendo las máximas prestaciones pueden ganarse partidos a priori tan igualados y que van más allá de la victoria al tratarse de equipos con los mismos objetivos que el suyo.

"Hemos de seguir luchando como hasta ahora, ser conscientes de que hemos perdido los dos últimos encuentros aunque hayamos jugado bien. Tendremos que salir al 200 por cien porque el Cai y nosotros estamos metidos en la misma liga, que no es la de estar arriba, sino la de luchar por la salvación o estar en mitad de la tabla"
, dijo.

Los precedentes favorecen claramente al Fuenlabrada, que no sólo ha ganado los enfrentamientos que ambos equipos han dirimido en la Liga ACB, si no que, además, venció en los dos que tuvieron en la LEB, la categoría de plata, el único año en el que coincideron los contendientes de mañana.

Por su parte, el CAI Zaragoza llega crecido por las últimas victorias y espera poder continuar con su buen momento de juego logrando un triunfo en la pista del Fuenlabrada.

El inicio de temporada del equipo que entrena José Luis Abós está siendo superior a lo esperado, ya que está rindiendo a un gran nivel, algo que la plantilla espera que le sirva de impulso para continuar en la espiral de buen juego y victorias en la que se ha introducido.

El conjunto zaragozano suma tres partidos ganados (Granada, Regal FC Barcelona y Cajasol) en los tres últimos encuentros que ha disputado y pretende lograr cuanto antes un número de triunfos suficiente para alejarse de la zona peligrosa de la clasificación.

Además, la presencia de Carlos Cabezas, un lujo para un equipo que en principio lucha por mantener la categoría, está suponiendo un acicate más en la plantilla que espera que con el base andaluz el papel del equipo no solo se limite a jugar por la permanencia sino a algo más.

El director de juego del equipo aragonés, que fichó recientemente, va quemando etapas en su adaptación plena al equipo, especialmente en la física, donde poco a poco va mejorando y se espera que en breve pueda estar cerca del nivel del resto de la plantilla.

José Luis Abós ha avisado, sin embargo, del peligro que supone un exceso de euforia por los buenos resultados en un equipo que teóricamente está destinado a la lucha por no descender.

El técnico aragonés no quiere que todo lo bueno que la plantilla está realizando hasta la fecha se pueda ver empañado por una posible relajación y por eso ha realizado una labor de concienciación para que el equipo mantenga la intensidad hasta el último segundo del enfrentamiento con el Fuenlabrada, al que considera un buen equipo.

Los jugadores del CAI Zaragoza ya saben por boca de su entrenador que si quieren ganar en Fuenlabrada, a pesar de que ha perdido sus dos últimos enfrentamientos, tendrán que esforzarse al máximo ante un rival que también lo hará apoyado por su público y que el objetivo es repetir el buen trabajo realizado en los encuentros precedentes.

Igualmente ha dado especial importancia a no centrarse solo en la defensa de los hombres interiores como Ayón o Batista, sino en vigilar también a los exteriores que hasta ahora no han estado muy acertados pero que tienen un alto potencial.

Para este encuentro Abós tiene a toda la plantilla en perfectas condiciones.