Previa

El Fuenlabrada buscar olvidar la maldición del Nou Congost

Los fuenlabreños no ganan en Manresa desde el año 2006. El conjunto catalán no podrá contar con Montañez, mientras que por el Fuenla es baja segura Leo Mainoldi y Hall y Penney son duda

La victoria en la ida fue para los manresanos (ACB Photo / F. Martínez)
© ACB Photo / F. Martínez
  

Manresa/Fuenlabrada, 3 Feb. 2012 (EFE).- El Assignia Manresa recibe, mañana, al Fuenlabrada con el objetivo de recuperarse de su última derrota en casa del FIATC Joventut, y busca un triunfo que le iguale a victorias con la entidad madrileña. El Fuenlabrada viaja con la intención de sumar una nueva victoria ante un rival directo por la zona tranquila de la tabla, en una cancha que tradicionalmente no se le ha dado bien (no gana en el Nou Congost desde 2006), y después de la dura derrota que sufrió la pasada semana en casa.


El equipo dirigido por Porfirio Fisac no podrá contar con el argentino Leo Mainoldi, aquejado de un proceso vírico, y tiene las dudas del neozelandés Kirk Penney, que no ha podido entrenarse en toda la semana, y del estadounidense Mike Hall, que no participó en la sesión matutina de hoy por un dolor en el pie. Tampoco viaja el checo Lubos Barton y su puesto lo ocupará Adrián Laso.

El equipo madrileño quiere recobrar el buen nivel de juego en Liga Endesa tras el traspié sufrido la pasada semana ante el Real Madrid. Está siendo meritoria la temporada del equipo fuenlabreño con una gran actuación en la Eurochallenge y la clasificación para la Copa del Rey.

Pero si el Manresa es un equipo difícil no es solo por el buen juego que suele realizar. El Fuenlabrada no vence en el Nou Consgost desde mayo del 2006, desde entonces solo ha vencido en una ocasión, y este año, en la ida, ya cayó derrotado, por lo que es un rival que no se le da nada bien a los madrileños.

En la previa del encuentro, el técnico, Porfirio Fisac, comentó: "Como profesional del baloncesto, es una gozada jugar en Manresa por el ambiente de basket que allí se vive. Es un sitio para disfrutar. Además, es un orgullo enfrentarnos a un equipo que hace las cosas bien, con un magnífico entrenador como Ponsarnau al frente".

Y apuntó a que para conseguir la victoria, hay que afinar el juego: "Tendremos que hacer muchas cosas muy bien porque ellos en casa son un equipo muy fuerte. Ellos conjugan jóvenes con hambre y veteranos con oficio. Esa mezcla es muy difícil de frenar".

Sobre el conjunto de Fisac, el técnico de los catalanes, Jaume Ponsarnau, ha destacado que se trata de un equipo que ha jugado "a un nivel altísimo y con una personalidad muy marcada".

A Ponsarnau le gusta la forma de correr la pista que tiene el Fuenlabrada: "Muy rápido y con mucha determinación. Es el equipo que corre más después del Real Madrid".

Para Ponsarnau, los madrileños tienen mucho mérito porque era un equipo muy bueno en el rebote cuando tenia a Ayón y Sené, "y ahora con la nueva composición del equipo y la vuelta de Saúl Blanco, tienen un punto de ejecución muy importante juntamente con Penney".

El Assignia Manresa confía en la mejora del base Javi Rodríguez, que jugará su segundo partido después de superar una lesión y lo hará ya con más entrenamientos acumulados.

Al respecto, Ponsarnau ha recordado que la entidad catalana necesita contar con Javi Rodríguez, "aunque no esté al máximo" puesto que según el técnico el gran mal del equipo es la falta de madurez -Rodríguez, lesionado hasta hace poco, y Román Montáñez, aún de baja, son los principales aportes de veteranía al conjunto catalán.

Por otra parte, el Assignia puede presumir en esta jornada de tener al MVP del mes de enero, Justin Doellman (22,2 puntos y 25 de valoración), aunque hay otro jugador que está en plena forma en el equipo manresano: Micah Downs, con 20,2 puntos, 5,2 rebotes y 21,5 puntos de valoración en los últimos cuatro partidos.

El encuentro de mañana será especial para un jugador de Fuenlabrada, Ferran Laviña, que regresará a Manresa donde se formó tras ocho temporadas en el equipo, en el que llegó a ser capitán.