Crónica

Pamesa Valencia da otra exhibición y cierra el 2002 con victoria (94-72)

El Pamesa Valencia dio una exhibición de juego en equipo y potencial ofensivo para derrotar con claridad al Bàsquet Manresa (94-72). De este modo, los valencianos concluyen el 2002 con victoria y como líderes en solitario

Bernard Hopkins supera la defensa de Jordi Singla (Foto EFE)
© EFE
  

Valencia, 29 dic. 2002 (EFE).- El Pamesa Valencia se impuso cómodamente al Básquet Manresa (94-72) en su último partido del año y logró un brillante triunfo que confirma la solidez de su juego y que le permite terminar 2002 como líder en solitario de la Liga ACB.

El equipo valenciano dominó con claridad los cuarenta minutos del encuentro ante un inocente Manresa que no tuvo recursos para superar la agresiva defensa de los locales ni fuerza para frenar el equilibrado ataque que desarrolló, para alegría de su afición, el conjunto de Paco Olmos.

La formación valenciana saltó a la pista dispuesta a marcar diferencias desde el inicio y lo logró gracias al control de su rebote defensivo y a la velocidad de sus tres hombres altos en los contraataques, un factor que desequilibró a un inocente Manresa y que obligó a su técnico, Ricard Casas, a solicitar un temprano tiempo muerto (11-2, m.3).

El equipo valenciano no frenó su ambición y de la mano de un incisivo Víctor Luengo, que anotó trece puntos en el primer cuarto, consiguió ampliar su ventaja con un juego alegre y efectivo que apenas encontraba oposición.

El Manresa trató de cortar el ritmo de ataque del Pamesa con una defensa zonal que, unida al acierto en ataque en el tiro de tres puntos, le permitió recortar momentáneamente su desventaja. Tres triples del conjunto valenciano, dos de Montecchia y uno de Paraíso, cortaron la reacción y restablecieron la máxima diferencia de dieciséis con la que se llegó al descanso.

En la reanudación, la salida en tromba del Pamesa pronto le llevó a superar los veinte puntos de ventaja e hirió el orgullo del arrasado Manresa que aumentó la agresividad de su defensa, una circunstancia que obligó a los valencianos a mantener la concentración en ataque.

El Manresa vivía del acierto en el uno contra uno de sus hombres de perímetro, pero este no era mucho, pues la inoperancia de su juego interior permitía a los pívots del Pamesa colaborar en su defensa, una circunstancia que no ocurría en la defensa catalana que no lograba frenar los movimientos bajo el aro de Paraíso.

El tranquilo discurrir del encuentro permitió a Olmos premiar con los aplausos del público a Tomasevic y Abbio y dar entrada Pedro Robles y Asier García, menos habituales en sus rotaciones, y que no desentonaron en la constante ambición del Pamesa en aumentar su ventaja.

Paco Olmos: "Dominamos los 40 minutos"

El entrenador del Pamesa Valencia, Paco Olmos, fue contundente a la hora de resumir el holgado triunfo contra el Básquet Manresa por 94-72 al decir que el Pamesa "dominó los cuarenta minutos".

El técnico del conjunto azulejero destacó que "ha sido fundamental el primer cuarto". "No sabíamos cómo estaríamos en el estado físico y mental tras el encuentro contra el Jabones Pardo Fuenlabrada y se tuvo una magnífica respuesta", explicó. Olmos además también se refirió a las 30 asistencias que dio su equipo durante el partido y eso demuestra "el poco egoísmo con que se juega en ataque".

El preparador apuntó que "se han repartido muchos los minutos, hay que destacar que el equipo está en un buen nivel físico". "Satisfecho porque era el último partido del año y fue bonito ver el pabellón casi lleno", agregó.

Olmos desveló que una de sus preocupaciones era la aportación de Albert Oliver "porque venía de jugar dos partidos muy buenos y había que marcarlo muy bien". "Para eso tenemos dos perros de presa y Luengo lo ´mató´ en el principio del encuentro", apostilló.

El técnico ya piensa en el futuro inmediato del Pamesa. "La clave está en que se pueden repartir mucho los minutos y eso hace que los jugadores den lo mejor", dijo.

En su discurso de modestia habitual Olmos señaló que "estos partidos no te dan ningún título, pero sí es cierto que queremos estar lo más arriba para ser cabezas de serie en la Copa".

Por su parte, el pívot yugoslavo del Pamesa Valencia Dejan Tomasevic comentó que le gusta jugar en este equipo "porque hay muchos jugadores que piensan". "Me siento muy bien y así puedo jugar mucho mejor", añadió.

Tomasevic consiguió el récord de asistencias de la temporada en la Liga ACB con 13 asistencias. "Si ganamos algún título estará bien, sino, no", dijo el pívot que también se apunta a eso de ir "partido a partido". "Tenemos muchas opciones de ganar porque la Copa se juega aquí, pero sólo ganaremos si seguimos jugando así", advirtió.

Casas: "El Pamesa se impuso en todos los aspectos del juego"

El entrenador del Básquet Manresa, Ricard Casas, comentó tras perder por 94-72 que en el encuentro de hoy "el Pamesa se impuso en todos los aspectos del juego". "No tuvimos capacidad para dominar el ritmo y ellos hicieron un juego muy rápido y con buenos conceptos defensivos. No pudimos competir", afirmó con rotundidad.

El técnico del Manresa quiso sacar una lectura positiva de la derrota. "Esto nos tiene que ayudar a mejorar aspectos del juego. Leímos mal situaciones defensivas y no empezamos fuertes en intensidad", destacó.

El preparador del bloque manresano dijo que el "Pamesa hizo muy buen baloncesto" y no se mostró dolido por el ambiente festivo que se vivió en el pabellón mucho antes de acabar el encuentro. "No he visto nada especial" se limitó a decir. "La actuación de los árbitros no tiene nada que ver en el resultado final", sentenció.

Arbitros: Martínez, Hierrezuelo, Cardús. Eliminaron por faltas personales a Cilla (m.39) del Básquet Manresa.

Incidencias: partido correspondiente a la décimo cuarta jornada de la Liga ACB, disputado en la Fuente de San Luis ante 7.000 espectadores.