Artículo

Juegos Olímpicos Tokyo 2020: Jornada 1

Francia dio la gran sorpresa de la jornada derrotando a Estados Unidos. Además, Australia superó a Nigeria, la República Checa derrotó a Irán y un fantástico Simone Fontecchio (20 puntos) lideró el triunfo de Italia sobre Alemania.

©
  

IRÁN – REPÚBLICA CHECA (78-84)

Jan Vesely anotó la primera canasta de los Juegos Olímpicos en un partido que la República Checa comenzó a ganar en el inicio de segundo cuarto cuando un parcial 3-13 (22-38) rompió la igualdad que primó en los 10 primeros minutos.

El equipo checo alcanzó la veintena de ventaja (34-54) mediado el tercer cuarto aprovechando las numerosas pérdidas de una Irán (21 al final del partido). Resguardada en su defensa zonal, Irán logró ir recortando diferencias, de manera que un triple de Behnam Yakhchalidehkordi apretó el marcador hasta el 76-80 a un minuto del final. La respuesta checa vino de la mano de Blake Schibb quien, con dos canastas seguidas, evitó que el susto se convirtiera en tragedia. El ex manresano, Patrick Auda, con 16 puntos y seis rebotes, fue el máximo anotador del partido.

ALEMANIA – ITALIA (82-92)

Cinco puntos seguidos del nuevo jugador baskonista, Simone Fontecchio” abrieron el marcador en una primera parte donde, sin embargo, los triples iniciales de Alemania dieron la primera ventaja significativa en el marcador (25-14). El segundo cuarto nos dejó un bello duelo anotador entre Danilo Gallinari y Moritz Wagner del que se benefició Italia para empatar el marcador a 43 segundos antes del descanso.

De la mano de un fantástico Maodo Lo (24 puntos), Alemania volvió a romper la barrera psicológica de los 10 puntos en el tercer cuarto (59-48). Nicolo Melli rápidamente salió al rescate e incluso un triple de Fontecchio pudo efímeramente pode delante a Italia (62-63). Los transalpinos tuvieron la virtud de sobrevivir durante muchos minutos del partido y dos triples de, precisamente, Melli y Fontecchio le dieron cuatro puntos de ventaja (82-86). Alemania, que dominó durante gran parte del encuentro, no supo verse por detrás en el marcador, y encajó un parcial 0-12 en los últimos 4:45 minutos.

©

AUSTRALIA – NIGERIA (84-67)

Nigeria demostró en el inicio de partido que en estos Juegos Olímpicos ha traído un equipo capaz de competir con garantías y controló el primer azote de Patty Mills (máximo anotador del partido con 25 puntos) gracias a tres triples consecutivos de Obi Emegano. El conjunto africano llegó a tener cuatro puntos de ventaja en el segundo cuarto, pero sus fallos en los tiros libres y continuas pérdidas de balón permitieron que Australia, sin completar un gran juego, se fuera al descanso con un favorable 43 a 40.

Ni los dos triples de Matthew Dellavedova y Mills que abrieron la reanudación, ni el atasco ofensivo de Nigeria (anotó dos puntos en los cinco primeros minutos del período) permitieron que Australia abriera brecha en el marcador. Sí lo hizo una serie de desafortunadas decisiones de Chimezie Metu sobre el que se le señaló falta antideportiva y técnica tras su posterior protesta. De la jugada, el equipo australiano salió con 11 puntos de ventaja (67-56) y le bastó aplicar su experiencia competitiva para terminar de sofocar el ímpetu nigeriano.

FRANCIA – ESTADOS UNIDOS (83-76)

Francia completó la sorpresa del día al imponerse a Estados Unidos en un partido donde brilló Evan Fournier, autor de 28 puntos. El equipo galo supo sobrevivir a una mala primera parte donde fue incapaz de superar la gran defensa norteamericana y sólo sumó uno de sus 11 intentos de triples.

Sin embargo, todo cambió en la segunda parte porque Kevin Durant sumó rápidamente su cuarta falta personal y Francia, punto a punto, definitivamente creyó que podía pelear la victoria. El equipo galo apostó por jugar con dos pívots puros, Vincent Poirier se convirtió en un baluarte defensivo y los triples finales de Nando De Colo y Thomas Huertel le dieron seis puntos de ventaja al cerrar el tercer período (62-56). Jrue Holiday acudió al rescate con 12 puntos en el último cuarto, pero Francia se mostró más acertada en el tiro exterior en los minutos finales y se llevó la victoria.

©

ARGENTINA – ESLOVENIA (100-118)

Eslovenia presentó su candidatura a medalla en estos Juegos Olímpicos tras barrer de la pista a una Argentina impotente ante Luka Doncic. El base completó una exhibición con 48 puntos, 11 rebotes y cinco asistencias que entra directamente en la historia del torneo de baloncesto al igualar segunda mejor anotación en un partido olímpico.

El base no pudo tener mejor puesta en escena en el partido y en poco más de cinco minutos sumaba 15 puntos sin fallo en el tiro para lanzar a Eslovenia en el partido (15-23). Argentina lo intentaba todo, Facu Campazzo (21 puntos y seis rebotes) y Luis Scola (23 puntos) se esforzaban por anotar, pero Luka no bajaba su ritmo anotador y al descanso le daba a su equipo 20 puntos de ventaja gracias a sus 31 puntos. La segunda parte fue un estéril intento de Argentina por acercarse en el marcador porque Eslovenia estaba desatada y en todo momento buscó la máxima ventaja de cara a tener la mejor clasificación posible.