Nota de club

El porqué de los dorsales del Monbus Obradoiro

Los jugadores del Monbus Obradoiro ya han escogido sus dorsales para la temporada 2021/22. Repasa el motivo de cada uno de ellos

©
  

1 – Scrubb: “Normalmente escojo el 11 como primera opción en los equipos a los que voy, pero estaba ocupado por Laurynas Birutis, así que lo simplifiqué escogiendo el 1”.

2 – Okouo: “Mi motivo es muy sencillo. He escogido jugar con el 2 porque tengo un hermano y una hermana. Juego por ellos dos”.

3 – Hobbs: “He sido el número 3 desde que juego a baloncesto, desde que era un niño. Siempre ha sido mi número favorito y se ha quedado conmigo a lo largo de todos estos años”.

5 – Zurbriggen: “El número 5 ha estado conmigo desde las categorías formativas hasta el debut como profesional. Espero que me acompañe toda mi carrera deportiva. No tiene nada de especial y, al mismo tiempo, es súper especial. No me imagino jugando con otro número. Tuve suerte que estaba libre en el Obra”.

6 – Oliver: “Mi número siempre fue el 4, con el que también juega mi hijo pequeño, pero al llegar al Obra vi que estaba retirado. La segunda opción era el 11, pero ya lo llevaba Birutis. Dejé que fuese mi hija Aina quien escogiese por mí y así salió el 6, ya que es el número con el que ella juega. Por eso lo llevé la pasada temporada con este número y lo seguiré llevando en esta”.

8 – Ellenson: “Esta temporada he elegido jugar con el número 8 porque la ciudad de donde soy, Rice Lake Wisconsin, tiene una población de 8.000 personas”.

9 – Beliauskas:** “Es mi número de la suerte. Vestir la camiseta llevando ese dorsal hace que me sienta muy bien”.

11 – Birutis: “No tengo una razón concreta para querer jugar con el 11. Simplemente es el número que he llevado los últimos años y me gusta. Por eso he decidido mantenerlo”.

30 – Robertson: “Siempre he jugado con el 3, pero al llegar al Obra la temporada pasada ya lo había cogido mi compañero Kartal y opté por el 30. Y así lo mantendré este año”.

33 – Muñoz: “Casi siempre jugué con el 6 o el 33. Mi primer año en el Obra jugué con el 33, pero la temporada pasada cambié al 2 por mi abuelo. Y esta temporada decidí que volveré al 33 porque además sé que a Viny le gusta el dos por sus hermanos y me preguntó si podía cedérselo”.

35 – Filipovity: “La verdad es que no tengo un motivo concreto. Me dieron el dorsal 35 en un equipo en el que estuve y decidí mantenerlo”.

93 – Suárez: “El 93 es mi año de nacimiento, que comparto con mi novia. Además, también es el año que comparto con todos mis amigos de Menorca con los que empecé a jugar a basket de pequeño”.