Artículo

Minicopa Endesa: ¡Últimas dos plazas en juego para la Minicopa Endesa!

¡La última jornada de la Fase Previa, llena de emociones! El UCAM Murcia Redexis remontó al Cajasiete Canarias (78-87), mientras que el Gran Canaria derrotó al Bàsquet Manresa por 76-55

©
  
Cajasiete Canarias-UCAM Murcia Redexis

El UCAM Murcia Redexis firmó una de las páginas más heroicas de la Fase Previa de la Minicopa Endesa, consiguiendo el billete para Badalona 2023 tras un duelo en el que demostró que la fe, el compañerismo y el trabajo en equipo son las señas de identidad del equipo.

El Cajasiete Canarias empezó mejor de la mano de un Embele que, en el primer cuarto, ya firmaba doble-doble en puntos y rebotes, frente a un equipo en el que solo un imperial Stefan Toader Banica anotaba (los 15 primeros murcianos del primer cuarto llevaron su firma).

El cuadro aurinegro finalizó el primer acto con 8 de ventaja (23-15) y llegó a alcanzar la decena antes de la reacción de su oponente, con Klotz comandando la remontada. Sin embargo, un triple sobre la bocina de los aurinegros les permitió mandar al descanso (40-39), manteniendo el dominio a comienzos del último periodo (65-59), momento en el que Rybar Matus dio un paso al frente.

El escolta del UCAM Murcia, que finalizó con 18 puntos, 13 rebotes, 5 asistencias, 4 recuperaciones y 34 de valoración, lideró un parcial de 2-19 a favor de los murcianos que acabó dándoles, a la postre, el billete a Badalona con el 78-87 final. ¡Partidazo!

Gran Canaria-Bàsquet Manresa

El Gran Canaria se clasificó para la disputa de la Fase Final de la Minicopa Endesa tras imponerse al Bàsquet Manresa por 76-55. El encuentro, que durante su primera parte fue dominado por los manresanos, se decidió por la superioridad en la zona de los canarios.

Tras unos primeros minutos donde los errores dominaron, el Bàsquet Manresa hizo bueno el alto ritmo de juego que imprimió su base, Martí Marco (20 puntos), y tomó una ligera ventaja con el inicio de segundo cuarto (13-23). Sin embargo, el paso de los minutos fue asentando el juego canario y su poderío físico les permitió ir recortando diferencias ya fuera con rápidas transiciones de Pablo Fornet (17 puntos) y Lun Jarc (23 puntos y 10 rebotes) o mediante segundas opciones en la pintura.

Con el control del partido y del resultado en sus manos, los jugadores insulares cerraron las puertas de su aro al Bàsquet Manresa (solo 11 puntos en el segundo cuarto) y ya al descanso se fueron por delante en el marcador (35-31). Sabedor de que no podía cometer cualquier error, Gran Canaria salió al tercer cuarto a marcar territorio y, gracias a su intensidad en ambas lados del parqué, logró escaparse 11 puntos arriba (43-32). Roger Treserras (12 puntos) y Marco trataron de revitalizar el ataque manresano consiguiendo que la diferencia se redujera hasta los cinco puntos al entrar en el último período.

Ahí, los nervios volvieron a florecer como en los primeros instantes de partido pero con el agravante de que en las cabezas de los jugadores pesaba la urgencia del marcador y el tiempo. Gran Canaria, con la ventaja de verse por delante, supo gestionar la pequeña renta que había adquirido y Jarc dio el plus necesario para escaparse definitivamente en el marcador (61-47) y certificar su viaje a Badalona para la disputa de la Fase Final de la Minicopa Endesa.